T U L I P – Perseverancia de los santos (2)

La Perseverancia de los Santos no se refiere únicamente a la consecución de una salvación futura pero indiferente a la vida presente. Aunque la salvación es por pura gracia y esta depende por completo de la voluntad de nuestro Dios y Padre, no hemos sido rescatados de nuestra vana manera de vivir a un precio tan precioso y alto para que continuemos separados de Dios, sin comunión íntima con nuestro Padre, viviendo todavía en nuestros pecados.

“¿Qué diremos, entonces? ¿Continuaremos en pecado para que la gracia abunde? ¡De ningún modo! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?” (Romanos 6.1-2 NBLA)

Aunque somos libres de las consecuencias del pecado en la eternidad, igualmente somos libres de la influencia y autoridad del pecado en nuestras vidas, de manera que ahora podemos vivir conforme al deseo de Dios, dispuestos a llevar nuestra cruz y seguir a nuestro Señor Jesucristo. El apóstol Pablo nos explica que la nueva vida en Cristo trae consigo libertad sobre la esclavitud del pecado, y por lo mismo debemos esforzarnos permanentemente en presentar nuestros “miembros” (como los ojos o las manos en Mateo 5.29-30), que es lo mismo que decir someter nuestro cuerpo, a la esclavitud de la justicia que nos fue imputada por vía de Cristo para que ENTONCES podamos ver en nuestras vidas los frutos de la santificación...