“No renuncies a tus amigos”

Si ha estado en una boda, probablemente haya escuchado 1 Cor. 13.

"El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. No se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. El amor no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. ". (vv. 4-7, NBLA)

¿Ha notado alguna vez que esta definición está escrita desde una perspectiva eterna? “Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido" (v. 12).

Quiero resaltar algunas cosas que la eternidad puede enseñarnos sobre la naturaleza del amor verdadero. Por la gracia de Dios, podemos aplicar este tipo de amor eterno a nuestras amistades.

T U L I P – Perseverancia de los santos (3/3)

El viaje ha sido largo pero marvilloso. Hemos atrevesado cada una de las Doctrinas de la Gracia, y al concluir aquella que se ocupa de la Perseverancia de los Santos en esta entrega, pretendemos igualmente concluir la serie en general.

Aunque el Perfecto, Completo y Trino Ser de Dios se encuentra involucrado en cada una de las diferentes expresiones de las Doctrinas de la Gracia que reconocemos por el acróstico TULIP, un enfoque individual (en el que aún el ser humano tiene una participación) puede considerarse, y a continuación explico...