“No renuncies a tus amigos”

(Traducido a partir de lo escrito por Paul David Tripp, compartido en sus redes sociales)

Paul David Tripp

Si ha estado en una boda, probablemente haya escuchado 1 Cor. 13.

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. No se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. El amor no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. “. (vv. 4-7, NBLA)

¿Ha notado alguna vez que esta definición está escrita desde una perspectiva eterna? “Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido” (v. 12).

Quiero resaltar algunas cosas que la eternidad puede enseñarnos sobre la naturaleza del amor verdadero. Por la gracia de Dios, podemos aplicar este tipo de amor eterno a nuestras amistades.

1️⃣ La eternidad nos enseña que el amor no se rinde antes de que el trabajo esté terminado.
Creo que muchos cristianos renuncian a sus amigos. Prometemos perseverar a través de las dificultades, pero cuando enfrentamos momentos dolorosos, decimos que la relación ha terminado y la abandonamos.

No puedes leer la historia de redención de la Biblia y no ver la paciencia de Dios. No se rendirá hasta que se restaure todo lo que se ha roto.

2️⃣ La eternidad nos enseña que el amor está dispuesto a sufrir
Se honesto: estás tentado a dejar a sus amigos porque no te gusta sufrir. No me malinterpretes: eso no significa que debas permitir que una persona abusiva continúe abusando de ti. El verdadero amor “sufre” porque me confronta honestamente acerca de dónde me has hecho daño, pero lo hago con un espíritu de gracia.

Recuerde, Dios voluntariamente sacrificó a su único Hijo. Si Dios no hubiera estado dispuesto a sufrir, ¡no habría habido esperanza para nosotros!

3️⃣ La eternidad nos enseña que el verdadero amor siempre perdona.
El perdón es una de las principales cualidades del amor verdadero. El amor verdadero continúa amando incluso cuando no tienen el deseo de corresponder. Una economía del amor “te lo ganas, lo recibes” matará cualquier amistad.

No habría esperanza brillante de eternidad si Dios no estuviera dispuesto a perdonar una y otra vez.

Busca la ayuda de tu Padre celestial. Él te ama, sufrió por ti, te ha perdonado y no te abandonará hasta que estés con Él para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s