“Pecadores en las manos de un Dios airado”

"... El resultado fue impresionante. Un extremadamente delgado Edwards leía casi de manera inexpresiva el manuscrito de su sermón, pero las personas quedaron de inmediato convictas de pecado y juicio, y clamaban a voces, preguntando qué debían hacer para escapar de la ira de Dios. Durante toda la predicacion, y aún en las noches en las casas las personas lloraban y clamaban al Señor por arrepentimiento, a la manera de lo ocurrido en Nínive por la predicación de Jonás."

Pandemia en el pueblo de Dios (1)

Antes de ser declarada como pandemia, la enfermedad causada por el coronavirus Covid-19 ya nos comunicaba una urgencia e impacto social tal que su dimensión se reserva a los hitos que han transformado la historia. Wuhan, ciudad de la provincia de Hubei en la República Popular China, era cerrada a cualquier contacto con las comunidades …

Sigue leyendo Pandemia en el pueblo de Dios (1)

Benditas las aflicciones por la causa de Cristo

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que …

Sigue leyendo Benditas las aflicciones por la causa de Cristo