Santiago: Fe en las Pruebas (1)

Antes de enfocar la manera en que Santiago caracteriza, describe la fe, se nos muestra cómo o qué no es la fe. En este siglo hemos desarrollado una idea de que la fe es algo humano, que tiene que ver con nuestra capacidad de confiar firmemente en que algo o alguien habrá de lograr para nosotros aquello que anhelamos. Creer de esta manera nos lleva a pensar que es el tamaño o la calidad de nuestra fe lo que puede lograr para nosotros aquello que le presentamos al Señor como nuestra necesidad, y por lo mismo hemos desarrollado una creencia de que más que pedir al Señor podemos "arrebatar", "reclamar" de sus manos lo que queremos. Santiago en una sola frase, "Pero pida con fe", nos enseña que esto es algo lejos de la realidad, y que pedir con fe inicia con la actitud del creyente que pide...

Pandemia en el pueblo de Dios (1)

Antes de ser declarada como pandemia, la enfermedad causada por el coronavirus Covid-19 ya nos comunicaba una urgencia e impacto social tal que su dimensión se reserva a los hitos que han transformado la historia. Wuhan, ciudad de la provincia de Hubei en la República Popular China, era cerrada a cualquier contacto con las comunidades …

Sigue leyendo Pandemia en el pueblo de Dios (1)

“La fe mueve montañas”

“—Si ustedes tuvieran una fe tan pequeña como un grano de mostaza —les respondió el Señor—, podrían decirle a este árbol: “Desarráigate y plántate en el mar”, y les obedecería.” (Lucas 17:6 NVI) Hace mucho Dios ha inquietado mi corazón para entenderle mejor a Él; entender mejor a Dios ayuda a entender mejor el propósito …

Sigue leyendo “La fe mueve montañas”

Libro “El Contentamiento Cristiano: una joya rara”

Escrito por el puritano Jeremiah Borroughs en el siglo 17, las verdades reseñadas por este hombre de Dios en este magnífico libro son tan necesarias como actuales aún en nuestros días, 4 siglos después. De lectura fácil, sencilla y rápida, cada creyente haría bien en tomar unos pocos minutos al día para leer cada capítulo …

Sigue leyendo Libro “El Contentamiento Cristiano: una joya rara”